EL VIAJE SIEMPRE RECOMIENZA..


El viaje siempre recomienza, siempre ha de volver a empezar, como la existencia, y cada una de sus anotaciones es un prólogo; si el recorrido del mundo se transfiere a la escritura, éste se prolonga en el traslado de la realidad al papel -tomar apuntes, retocarlos, borrarlos parcialmente, reescribirlos, desplazarlos, variar su disposición. Montaje de las palabras y las imágenes, captadas desde la ventanilla del tren o cruzando una calle y doblando la esquina. Sólo con la muerte... cesa el status viagiatoris del hombre, su condición existencial de viajero. Viajar, pues, tiene que ver con la muerte... pero también es diferir la muerte, aplazar lo máximo posible la llegada, el encuentro con lo esencial, tal como el prefacio difiere la verdadera lectura, el momento del balance definitivo y del juicio. Viajar no para llegar sino por viajar, para llegar lo más tarde posible, para no llegar posiblemente nunca.
Claudio Magris

domingo, 10 de abril de 2016

ISIDORO RETA DUARTE


En el video Isidoro le responde a un periodista cómo surgen sus dibujos...


Dibujo principalmente de noche. Pero el anotador de bocetos está a mano todo el día. Ir a tomar un café a leer y dibujar es un ritual eje para mí. Uso estilográficos, lapiceras y tinta china. Si entra otro material es para resolver algo particular. La hoja en blanco es siempre una bienvenida al juego. 






Si aparece una idea aislada, tomada de un boceto o una frase, la desarrollo, la boceteo para pulirla y aclararla. Me documento si es preciso que sepa cómo es tal o cual objeto o personaje. Películas, músicas y poesías ayudan, claro. Ayudan a dar leña al motor imaginativo. Ayudan a estar atento a lo que ocurre en la calle y en la vida. Ahí, mejor dicho, acá y allá hay material de sobra. Cada uno elige recortar y mostrar una parte de determinada manera. La música aporta cierto ritmo a los pensamientos, marca un tempo creativo y sobre todo es la banda sonora que mantiene arriba la moral del ejército de musas. Los libros y las palabras funcionan como brújulas para seguir determinados caminos, hay que escuchar atentamente lo que las palabras tienen para decirnos.




Ver el trabajo de colegas me encanta y no adhiero a la idea de envidia ¡Cada uno hace algo tan distinto al otro! 
La demora en concluir un dibujo es relativísima. En lo concreto, una vez que sé cómo es el dibujo y cómo se pinta y todo, el dibujo sale sin mayores problemas. Pero si se tiene en cuenta desde el momento de la idea, hasta descartar bocetos y decidir, puede llevar días. Trato de resolver lo más rápido posible, siempre estando conforme con lo que queda en el papel, de lo contrario no está terminado. Me gusta cuando encuentro una temática, cosa no tan fácil. 




Es un juego poético, todo. Cuanta más técnica sepa manejar, más variados los matices o hay más posibilidades de lograr plasmar lo que se tiene en la cabeza, la misión más compleja.
Me gusta mancharme los dedos de tinta. He pensado en beber un poco de pintura pero la dieta no me lo permite. En el momento de encuentro con los materiales, hojas, tintas y demás, comienza un trance, en algún punto se entra en un estado de concentración en el que se pierde la noción de uno mismo. No se está pensando en la sucesión de pasos, sería imposible en tiempo real intelectualizarlo. Se crea una danza de líneas y manchas. No hablo de psicodelia. Hablo de estar centrado, concentrado. 




Recomiendo el libro: “Que no muera la aspidistra” de George Orwell,




Soy Isidoro Reta Duarte, dibujante y librero. Estudié en la UBA Diseño Gráfico (no recibido) y en la Escuela de Dibujo Carlos Garaycochea. Publiqué dibujos en Editorial MuerdeMuertos, Clara Beter Ediciones y Revista Metropia, entre otras publicaciones. Expuso en el IUNA, Comicópolis y en la 104ª edición del Salón Nacional de Artes Visuales en el Palais de Glace. Actualmente ilustro tapas de libros, de discos y preparo un libro con mis ilustraciones. 

isidoro44@gmail.com
www.isidoroilustraciones.blogspot.com
https://www.facebook.com/isidoro.ilustraciones/





No hay comentarios:

Publicar un comentario