EL VIAJE SIEMPRE RECOMIENZA..


El viaje siempre recomienza, siempre ha de volver a empezar, como la existencia, y cada una de sus anotaciones es un prólogo; si el recorrido del mundo se transfiere a la escritura, éste se prolonga en el traslado de la realidad al papel -tomar apuntes, retocarlos, borrarlos parcialmente, reescribirlos, desplazarlos, variar su disposición. Montaje de las palabras y las imágenes, captadas desde la ventanilla del tren o cruzando una calle y doblando la esquina. Sólo con la muerte... cesa el status viagiatoris del hombre, su condición existencial de viajero. Viajar, pues, tiene que ver con la muerte... pero también es diferir la muerte, aplazar lo máximo posible la llegada, el encuentro con lo esencial, tal como el prefacio difiere la verdadera lectura, el momento del balance definitivo y del juicio. Viajar no para llegar sino por viajar, para llegar lo más tarde posible, para no llegar posiblemente nunca.
Claudio Magris

sábado, 21 de mayo de 2016

ANAHÍ LAZZARONI




Escribo para huir de la angustia, de la furia y de mi propio cuerpo. Ahora que lo pienso le pido demasiado a la poesía. Con el correr del tiempo mis hábitos de escritura, para bien o para mal, fueron mutando; muy lejana está la época en la que al componer un poema sentía que alguien me lo dictaba. Los temas son los mismos de siempre, no cambiaron: la poesía, la ciudad, el paisaje, las tonterías de la vida cotidiana pasadas por el cedazo de la luz -sus variaciones a lo largo del día me producen un poder hipnótico-, y una ristra de preocupaciones de diferentes medidas y muy diversos orígenes. ¿Cómo surgen con exactitud?
De una idea, una frase escuchada por azar o de una palabra de la que vaya a saber por qué no puedo desprenderme.


Poemas:

Dos Barcos


No se por qué me persiguen dos barcos 

que se estrellan en la madrugada
en una noche que no es ni áspera ni dócil.

Apenas veo sus proas.

No los distingo, los siento ahí
en alguna parte del mar, de otro mar que no es el mío, 
tampoco el de los sueños.

Quizás sí sea el de la infancia, más allá del Le Maire,
el de los libros
o el de las pesadillas de invierno.

Dos barcos grises, sin tripulantes, chocando 
sin ruido

entre olas altas.



Los árboles

Extraño una reunión bajo los árboles, 
de pocas personas,
con  la mesa de madera y un mantel a rayas.
El sol pegando fuerte cualquier mediodía.
Conversaciones en alta voz
como en el campo y a la italiana.
El ruido de las botellas, de la vajilla,
de los cuchillos,
vigilado por los tres o cuatro 
perros de la casa.
El run run de los parloteos
quebrado por una risa
y el susto de alguien 
que escucha un secreto
con ojos azorados.



Díptico con Flora


Los árboles y el viento
el mismo paisaje por siglos.

¿Lo habrán dibujado 
los visitantes del viejo mundo?

Por lo menos el balanceo de las ramas,
la huida y regreso de los pájaros.

Un recuerdo antes del boom
de las cámaras fotográficas

para ser colgado en una sala 
cerca 
de los retratos victorianos.



2

Cada año fotografiás 
los tulipanes, por lo general, 
en dos jardines diferentes.

Pasos cortos con el equilibrio enclenque,
el bastón, más la cámara de bolsillo.

Verificás las lluvias 
y rogás que las ráfagas impiadosas.
se dignen a pasar de largo.

Acá los tulipanes nacen
y desaparecen en cuestión de días.


Anahí Lazzaroni


Nací a fines del invierno de 1957 en la ciudad de  La Plata y vivo desde mi infancia en Ushuaia (Tierra del Fuego) . Llegué  aquí del mejor modo que existe para llegar a una isla: en barco.
Leo desde siempre, me gusta más leer que escribir. Publiqué varios libros, en los años noventa codirigí una revista y algunos de mis poemas fueron traducidos.




9 comentarios:

  1. Qué bellos Anahí, no les sobra ni les falta una sola palabra, gracias! MARIA CRISTINA DI LERNIA

    ResponderEliminar
  2. Gracias a los tres.

    Anahí L.

    ResponderEliminar
  3. Como siempre querida amiga, precisos y bellos!

    ResponderEliminar
  4. Muy buena tu poesía, Anahí. Sencilla y hermosa. María Lyda Canoso

    ResponderEliminar
  5. Me encanta leerte... es muy bello lo que escribís...!!!

    ResponderEliminar