EL VIAJE SIEMPRE RECOMIENZA..


El viaje siempre recomienza, siempre ha de volver a empezar, como la existencia, y cada una de sus anotaciones es un prólogo; si el recorrido del mundo se transfiere a la escritura, éste se prolonga en el traslado de la realidad al papel -tomar apuntes, retocarlos, borrarlos parcialmente, reescribirlos, desplazarlos, variar su disposición. Montaje de las palabras y las imágenes, captadas desde la ventanilla del tren o cruzando una calle y doblando la esquina. Sólo con la muerte... cesa el status viagiatoris del hombre, su condición existencial de viajero. Viajar, pues, tiene que ver con la muerte... pero también es diferir la muerte, aplazar lo máximo posible la llegada, el encuentro con lo esencial, tal como el prefacio difiere la verdadera lectura, el momento del balance definitivo y del juicio. Viajar no para llegar sino por viajar, para llegar lo más tarde posible, para no llegar posiblemente nunca.
Claudio Magris

martes, 24 de mayo de 2016

JORGE CHIESA



Interiorizar lo exterior; exteriorizar lo interior. Alguien, no sé quien, dijo eso. Y lo comparto cien por cien. Todos tenemos experiencias susceptibles de ser contadas, sin importar el género. Algunos las escriben; otros las pintan, las graban o las filman.
La pregunta que me hago es por qué hay gente que hace estas cosas y por qué hay gente que no. Me parece misterioso que acá, como en casi todo, también haya dos bandos.

Escribo en soledad cuando el resto de la familia duerme. Y me olvido del cuerpo y su apariencia. Creo que, como diría Onetti, no sirven las palabras para explicar. Algo que llamamos “yo”, y que no podría definir, está ahí; entre el silencio y el ruido seco de las teclas hundiéndose. De hecho el otro día escribí unos versos que dicen: “El ruido seco de las teclas hundiéndose/ es lo más cerca que vas a estar de la verdad/ de escribir cosas a cambio de nada”.

Entre las mejores cosas que he leído acerca del cuerpo, y que ahora me viene a la mente, está este verso de la genia absoluta que fue Wislawa Szymborska: “Por poseer un cuerpo, se paga con el cuerpo”. Y también Viel Temperley, cuando escribe: “Voy hacia lo que menos conocí en mi vida: voy hacia mi cuerpo”.


1

La primera vez que tuve uso de razón
acerca del lenguaje
fue acariciando una rata.
La rata había escapado de un incendio
y temblaba y yo la levanté del pasto para acariciarla.
Y mientras la acariciaba le decía gatito,
gatito, no tengas miedo.
Aún recuerdo
el lavatorio de loza blanca,
el agua helada y a mi madre
que me lavaba las manos con violencia.
Después fue a buscar un lápiz y una hoja
y me hizo dos dibujos que se parecían bastante
pero en nada a lo que acababa de tocar.
Y sin embargo mi madre me dijo:
Esto es un gato; esto es una rata.

De El animal equivocado (La bola, 2014).



13

Hablo de cerrar los ojos y sacarse las ventosas
de la cabeza.
De tomar vodka y dormir envuelto
en pieles de oso
durante todo un invierno,
esperando la primavera pero sintiendo
que hay nieve por todas partes.
Nieve en las manos,
en las axilas,
nieve en los ganglios.
Fecunda,
silenciosa nieve cayendo
dentro de uno.

De Un invierno ruso (Olmo Ediciones, 2012)


15

De eso se trata la escritura:
de volver adonde no se puede volver.
La imagen de un balde rojo
con dos peces negros
nadando en círculos.
Esas son las tierras de la memoria.
Impresiones de toda una vida; nada más.
A pesar de todos los cuadros,
lo único que Rembrandt quiso pintar
fue un poco de polvo
flotando en el interior de un rayo de luz.
Luz que solía iluminar
las entrañas del molino de su padre.
La forma que tenía ese polvo deslumbrante
de transformarse en materia; nada más.

De Los libritos (Goles Rosas,2011)


Dos Perros

Mi padre compró un perro nuevo
en reemplazo del perro muerto.
Eso fue hace diez años y desde entonces
pasaron muchas cosas en el medio:
Mi padre tuvo un accidente y casi se muere
pero si se hubiera muerto
yo no habría salido a comprar otro padre.
Ahora el que está por morirse es el perro nuevo
en el patio interno:
un lugar donde los brotes del pánico
han empezado a cubrir las paredes.
Para combatirlo repetimos la historia
de tener hijos
de comprar perros
cuando no deberíamos hacerlo
cuando debería ser suficiente
con dos perros muertos.

De Nilsen (Ediciones Suarez, 2011)


9

La situación del hombre es indefinida:
respira y al mismo tiempo lo han dado por muerto.
Entonces Nilsen mira a ambos lados
y se agacha
acercando su cara a la cara del hombre
técnicamente muerto.
Y le habla.
Se nota que,
casi en secreto,
algo le dice.
Como al día siguiente
el hombre chocado amanece con vida
lo operan de urgencia.
Aunque parezca asombroso,
no lo es:
en el hospital se salvan
los que se salvan solos.
Por eso no importa lo que digan los médicos.
En esto hay que creer o reventar:
cuando una persona está muerta
no está muerta.
A una persona muerta
hay que hablarle al oído.


Jorge Chiesa


Nací en La Plata en 1969 y hará, más o menos, veinte años vine a vivir a Mar del Plata para poder surfear. Aparte de eso tengo, como diría el poeta Rafael Felipe Oteriño, una ocupación profana: soy abogado. Aparte de eso escribo y publiqué algunos libritos de poesía y narrativa: La Pesquita (poemas, 2007, Dársena 3), Los Libritos (poemas, 2011, Goles Rosas), Nilsen (poemas, 2011, Ediciones Suarez), Dinamarca (cuentos, 2011, Ediciones Suarez), Tony (novela, 2012, Clase Turista), Un invierno ruso  (poemas 2012, Olmo Ediciones), El animal equivocado (poemas, 2014, La Bola Editora). En el año 2015 participé en Antología de Poesía Marplatense: Las olas y el viento, editado por Letra Sudaca.


7 comentarios:

  1. muy orgulloso, negro, me parece de mucha calidad. abrazo

    ResponderEliminar
  2. "Volver a donde no se puede volver"... No creo haber leído una explicación más diáfana de lo que es la escritura.
    Felicitaciones desde el sur español.

    ResponderEliminar
  3. Lo "ocupación profana" no es la que te define...afortunadamente! Evidentemente, lo tuyo no es la palabra vacía (estese, etc).

    ResponderEliminar
  4. me agrada tu poética, saludos

    -Albin-

    ResponderEliminar
  5. JORGE, EJEMPLO DE QUE NO ES NECESARIO ESCRIBIR EN BASE A METÁFORAS, QUE MUCHAS VECES NI LOS QUE LAS ESCRIBEN SON CAPACES DE DARLE SENTIDO. LA PALABRA INTELIGENTE, LA CAPACIDAD DE INTERPRETAR LOS SENTIMIENTOS Y PODER MANIFESTARLOS, DAN COMO RESULTADO ESTA POESÍA APARENTEMENTE SIMPLE. DIGO APARENTEMENTE, PORQUE PARA LLEGAR A SUS INICIOS HAY QUE "SURFEAR" MUCHAS CRESTAS IMPETUOSAS. TE ABRAZO, LAURA B.CHIESA

    ResponderEliminar
  6. Me gustó, buen poeta, y si sos aficionado al vodka, mejor...

    ResponderEliminar