EL VIAJE SIEMPRE RECOMIENZA..


El viaje siempre recomienza, siempre ha de volver a empezar, como la existencia, y cada una de sus anotaciones es un prólogo; si el recorrido del mundo se transfiere a la escritura, éste se prolonga en el traslado de la realidad al papel -tomar apuntes, retocarlos, borrarlos parcialmente, reescribirlos, desplazarlos, variar su disposición. Montaje de las palabras y las imágenes, captadas desde la ventanilla del tren o cruzando una calle y doblando la esquina. Sólo con la muerte... cesa el status viagiatoris del hombre, su condición existencial de viajero. Viajar, pues, tiene que ver con la muerte... pero también es diferir la muerte, aplazar lo máximo posible la llegada, el encuentro con lo esencial, tal como el prefacio difiere la verdadera lectura, el momento del balance definitivo y del juicio. Viajar no para llegar sino por viajar, para llegar lo más tarde posible, para no llegar posiblemente nunca.
Claudio Magris

domingo, 8 de mayo de 2016

KARINA GIGLIO



Hago fotografías y puedo decir que, de alguna manera,  todos los días dedico, invierto tiempo en ello. Haciendo fotos, imaginándolas, investigando.
Trabajo siempre con el mismo soporte. Me gusta la luz del día. En ambientes cerrados o al aire libre, pero siempre con la luz natural del lugar.
En algunos casos, es una cuestión intuitiva, salgo en busca de una imagen motivada por un impulso, por una necesidad, por un estado de ánimo o sentimiento.  En otros,  es un acto fortuito:  la imagen me captura a mí, antes que yo a ella.  



Es muy nutritivo buscar información, acerca del tipo de imágenes que nos movilizan, de las imágenes que pasan por nuestra mente. Hilvanar información, leer a los artistas, a los que los analizan, ensayos, opiniones, artículos sobre la temática que querés abordar…  Todo ayuda muchísimo a percibir, a conectarse con lo que buscás. 
Mi temática es la naturaleza.  La naturaleza de las cosas, del paisaje, de la gente, de lo presente, de lo ausente, lo cotidiano tomado como algo natural, también.  Entonces,  podría decir que mi temática es una sola, aunque con diversidad de rincones donde explorar. La música y la pintura  siempre fueron las artes que me inspiraron.



Cuando se me instala una idea, un tema para representar con mis fotografías, elijo en primera instancia salir sola, a cualquier lugar, en donde no tenga que interactuar con nadie. Observar, escuchar,  sentir. A veces traigo fotos de esa primera salida, otras veces no, pero es el inicio de la búsqueda, del proceso, que puede ser un camino largo o corto.  Definitivamente me interesa lo poético, lo onírico, lo lúdico. Disfruto jugar con la fantasía, darle otra vida a lo que miro.

El arte es una forma de expresarse, una necesidad de tu cuerpo, tu mente, tu corazón.  Mi sensación al momento de trabajar en fotografía es de liberación, de desahogo, de liviandad.  Leyendo artículos, coincidí en  que “el cuerpo habla”.



Recomiendo  leer a  John Berger, un crítico de arte, pintor y escritor del cual dejo este texto:  

“El modo de ver del fotógrafo se refleja en su elección del tema. El modo de ver del pintor se reconstituye a partir de las marcas que hace sobre el lienzo o el papel. Sin embargo, aunque toda imagen encarna un modo de ver, nuestra percepción o apreciación de una imagen depende también de nuestro propio modo de ver.”





Karina Giglio

Tengo 46 años, soy madre de dos hijos adolescentes con quienes vivo  y trabajo como administrativa desde los 18.  Admiradora de la expresión corporal en todas sus formas, siendo grande empecé a expresarme a través de la fotografía, como afición, cable a tierra. Muestro mis fotografías desde hace unos años en LaColectiba, un colectivo fotográfico que se desarrolla en plazas, en muestras que surgen de este grupo de gente y participo en laboratorios de proyectos visuales por la necesidad propia de crear y compartir.
Macaka22@hotmail.com
https://www.flickr.com/photos/macaka22/albums




3 comentarios:

  1. Cesar González.9 de mayo de 2016, 11:16

    ¡Muy bien, Giglio! Tal vez no lo sepa, o no intuya la intensidad, pero le arrimo mi profunda admiración.
    Ahora que lo sabe, no se olvide de que está ahí, a sus pies. No me la vaya a pisar, eh..
    Un abrazo. Poli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Polii ! recièn logro poder entrar a google para responderte!! Mil gracias por comentario! y quèdese tranquilo, no piso a nadie, soy muy bajita :)

      Eliminar
    2. Muchas gracias Polii!! gracias por tu comentario, y quédese tranquilo, no piso a nadie, soy bien bajita :)

      Eliminar