EL VIAJE SIEMPRE RECOMIENZA..


El viaje siempre recomienza, siempre ha de volver a empezar, como la existencia, y cada una de sus anotaciones es un prólogo; si el recorrido del mundo se transfiere a la escritura, éste se prolonga en el traslado de la realidad al papel -tomar apuntes, retocarlos, borrarlos parcialmente, reescribirlos, desplazarlos, variar su disposición. Montaje de las palabras y las imágenes, captadas desde la ventanilla del tren o cruzando una calle y doblando la esquina. Sólo con la muerte... cesa el status viagiatoris del hombre, su condición existencial de viajero. Viajar, pues, tiene que ver con la muerte... pero también es diferir la muerte, aplazar lo máximo posible la llegada, el encuentro con lo esencial, tal como el prefacio difiere la verdadera lectura, el momento del balance definitivo y del juicio. Viajar no para llegar sino por viajar, para llegar lo más tarde posible, para no llegar posiblemente nunca.
Claudio Magris

sábado, 30 de julio de 2016

ELISABETTA BALASSO

La máquina de hilar


Me gusta cierto tipo particular de música de fondo para dibujar, escribir y bordar y siempre estoy pidiendo a los amigos que me recomienden música inspiradora. A veces esta música me pone a bailar, y entonces cierta información se mueve por dentro del cuerpo. 
En mi trabajo empleo diferentes lenguajes para compartir las ideas que me interesan; me considero una tejedora en sentido conceptual, pues me gusta entrelazar imágenes, lugares y personas en proyectos colectivos que generalmente incluyen textiles y texto. Por ejemplo, puedo invitar a una meditación diaria sobre una idea representada por una imagen simbólica, durante un periodo de tiempo ritualizado (#LaVuelta104). También elaboro vestidos ceremoniales que representan arquetipos, y convoco a mujeres para que los activen con sus cuerpos (fotomeditaciones TextoTextiles). O puedo invitar a participar en una acción colectiva, en la cual se deja un regalo anónimo entre las páginas de un libro en una librería o biblioteca pública, para una futura lectora desconocida (#JacquardAlicia150). 


Drama en Cnossos*


Trabajo todos los días, todo el tiempo: incluso cuando no estoy trabajando, estoy recogiendo material o abonando el terreno para el próximo trabajo. Mucho de mi trabajo colectivo sucede on-line, aunque también hago intervenciones urbanas, que me encantan. Incluso hay trabajo uno-a-uno, que considero obra aunque no deje registro.
El trabajo que hago ha ido desarrollando densidad y coherencia a medida que insisto y progreso: al avanzar puedo ir encontrando razones que apoyan el proceso, y que quizás no había visto al comienzo. 
Presto mucha atención a los movimientos intuitivos del alma y a la elaboración de las experiencias propias, hasta llegar a tendencias universales., por el camino también realizo muchísima investigación. Internet es una especie de gran mente que recoge el conocimiento de lo humano. Es el gran artefacto. 
Por supuesto, también hay encuentros afortunados con personas, ideas, libros, películas. Siento que voy excavando un camino propio por dentro de las manifestaciones de la cultura que resuenan con una idea que se expande y ramifica como un gran árbol. 

Malinche por la Lengua*



Casi todas las cosas que hago están relacionadas: dibujo 96 imágenes simbólicas que conforman una baraja pero también un léxico de términos compartidos; y los 8 trajes ceremoniales son usados repetidamente en rituales contemporáneos. Ambos elementos funcionan, una y otra vez, para investigar las potencias del tiempo como agente transformador y la metamorfosis de la parte femenina de la psique gracias al rapto amoroso, como vía paralela al viaje del héroe.  
Me inspiro en otras ciencias, como la mitología, la etnografía y la biología. 


Nieves en Chipre* 


Mi trabajo surge de un doble movimiento: por una parte vengo de la escritura, más específicamente de la poesía, por lo que hay una línea de pensamiento, un sistema de ideas que me guía; por otra parte, el trabajo de las manos me va informando de cómo poner forma a esas ideas y sólo al ir haciendo descubro cómo hacerlo. 
Quizás el trabajo de las manos sea un tipo de escritura. O bien, la escritura es tejido. No en vano texto y textil proceden de la misma raíz etimológica. Bordo palabras. En la pieza titulada “Himen” he bordado la palabra palabra como una manera de señalar precisamente ese hermoso entrelazamiento. Todo es poética. 

Artemisal/Lastimaré*


Cuando estoy trabajando mi cuerpo está tan o más enfocado que mi mente; lo sé porque paso a otra dimensión temporal, donde se suspenden el resto de los requerimientos. Es un tipo particular de pasión que seguramente activa las células a trabajar de un modo más luminoso. 
Las estadísticas deberían demostrar que los artistas que están haciendo obra son más longevos y se enferman menos. El trabajo artístico es un tipo de rapto amoroso, precisamente como el que sostengo sirve para que la parte femenina de la psique evolucione. Y esto es unisex, claro está. 

Elisabetta Balasso

Provengo de una familia en que las mujeres realizaban sus propios vestidos de fiesta, y recibí esa herencia en una antigua maleta que me resistí a tirar. Cuando empecé a escuchar con atención lo que me decían las fibras vividas y los espacios entre ellas, empezó realmente mi trabajo más fértil. Las labores del amor y el tiempo en mi cuerpo me enseñaron el resto. 
Al principio estudié biología, porque al final todo es estudio de la vida y las relaciones entre los seres. He dedicado una cantidad notable de años a la docencia interdisciplinaria, otra herencia que me llega por partida doble de mi madre, pianista y jardinera, y de mi padre, un economista utópico. La escritura fue mi campo de expresión creativa desde pequeña, así como la percepción mágica del mundo. He publicado cuatro libros de los que me siento absurdamente orgullosa.
El año 2010 comencé una investigación muy comprometida con el tiempo ritual como subtexto constante; estas prácticas están cristalizando en un proyecto de gran envergadura, en el que se confunden y entretejen el arte y la escritura. 
En el año 2012, unos meses antes del fin del mundo, di vida a un personaje o avatar llamado La Novia Manca, quien invita a participar a los proyectos colectivos que conforman lo que denomino textiles conceptuales. Puedes seguir a La Novia Manca en las redes sociales Facebook, Twitter, Instagram y G+ y revisar parte de mi obra en textilesterapeuticos.blogspot.com
Vivo en Caracas, donde de noche en los jardines se oye el canto de las pequeñas ranas.

lanoviamanca@gmail.com
@lanoviamanca en Facebook, Twitter, Instagram y G+ 

*trajes Texto Textiles

No hay comentarios:

Publicar un comentario