EL VIAJE SIEMPRE RECOMIENZA..


El viaje siempre recomienza, siempre ha de volver a empezar, como la existencia, y cada una de sus anotaciones es un prólogo; si el recorrido del mundo se transfiere a la escritura, éste se prolonga en el traslado de la realidad al papel -tomar apuntes, retocarlos, borrarlos parcialmente, reescribirlos, desplazarlos, variar su disposición. Montaje de las palabras y las imágenes, captadas desde la ventanilla del tren o cruzando una calle y doblando la esquina. Sólo con la muerte... cesa el status viagiatoris del hombre, su condición existencial de viajero. Viajar, pues, tiene que ver con la muerte... pero también es diferir la muerte, aplazar lo máximo posible la llegada, el encuentro con lo esencial, tal como el prefacio difiere la verdadera lectura, el momento del balance definitivo y del juicio. Viajar no para llegar sino por viajar, para llegar lo más tarde posible, para no llegar posiblemente nunca.
Claudio Magris

sábado, 2 de julio de 2016

SERGIO SAMMARTINO


No me parece que haya desarrollado una particular sensación, en cuanto a lo corporal, al momento de escribir; el no ser consciente (del cuerpo), no significa su negación, creo que participa por medio de los sentimientos puestos en juego, algunos deben responder a procesos químicos, que ignoro, en mi cerebro, otros, responden al olfato, la vista, el tacto, de algunos no sabría qué decir, pues son imaginaciones, o recuerdos. 
Reconozco que –en oportunidades- tengo ganas de llorar, o de reírme o de abrazar o de silencio y que me siento lejos de un cuerpo al que voy conociendo más por chinos y japoneses, que por las ilustraciones de anatomía occidental. Recomiendo la lectura de La resurrección del cuerpo de F.M. Alexander, y Karada, el cuerpo en la cultura japonesa de Michitaro Tada.
A veces el ¨inicio¨ es dado por una frase, unas palabras, o una  imagen, a menudo impensada.
Si, destaco, que el ¨disparador¨ clásico, suele ser la música, evocadora de sucesos, de lo bello en general.Veo muchas películas, exposiciones, conciertos, etc.


Poemas


Porque hay días fáciles y difíciles
cuando el viento sopla o no
contra estas velas
porque podemos olvidar el pasado
recordar las cosas buenas
porque albergamos canciones y poemas
que no nos enseñamos
porque nos sabemos vivos y tontos
cobardes  y valientes
frágiles y fuertes
porque podemos bailar sobre las ruinas
porque somos capaces de construir
donde no hay nada más que hojas caídas
porque a ninguno le importan los tiempos que vendrán
sólo el bien sólo el amor
porque en épocas calculadoras
podemos vaciar la mente para que se llene el corazón
porque podemos lanzar una flecha sin que haya blanco
porque podemos volar con elegancia
porque podemos tener una historia un secreto una nada
apoyada en nada
porque podemos confiar
y mucho mucho más nos acompañamos

(de El Templo Vacío)


Insert coin

Cuando calle el sonido de las olas
y la arena cubra todas tus huellas
cuando el viento sea
como una música que gira
cuando las estrellas se apaguen una a una
y el universo se pliegue
como un capullo en la noche
cuando la historia sea menos
que el sonido de una gota
aún habrá algo
el roce de una pluma
el peso de un pétalo
en el fin
entonces de tanto amor
habremos muerto y renacido
muerto y renacido
fotos que duran un segundo
en el fin
al desandar los recuerdos
encontraremos menos que nada
apenas un rumor
que toca el corazón en la agonía
pero algo más que la tristeza
lo que está tras el umbral
en el fin.

(de  Nieblas)



Fin de tiempo

Algún día indefectiblemente
se cumplirán los plazos
si han de caer estrellas
que caigan
si ha de partirse el monte
que se parta
habrá de secarse así
la raíz de la violencia
y el postrero en retornar
también será perdonado
y los sellos serán abiertos
y los cantos cantados
y veremos a seis millones
que vuelven a casa
a Cortez que entrega la espada 
a Moctezuma
a Caín
que no recoge la piedra 
y cierra el círculo
para siempre 
y duerme al fin
tanto temor
tanto cansancio
entre los brazos
de su hermano.

(de  Fin de Tiempo)

  
Sergio Sanmartino


Nací en Buenos Aires, pero vivo actualmente en Bahía Blanca.
Estudié Letras, participé en la Revista Senda (luego Fundación), realicé varias actividades culturales y ecológicas. Dí algunas conferencias: El nuevo arte de existir, Hacia una visión ecológica de la vida, Explotación de la Tierra, explotación de la mujer. El Depto. de Humanidades de la Universidad Nacional del Sur, me distinguió en Poesía y Ensayo; fundé y coordiné  la ex Red Ecológica del Sur; colaboré en la realización de las Jornadas de la Paz y el Bosque de la Paz; participé en el programa radial El Arca (cultural en Radio Nacional) y conduje el programa radial Amiga Tierra (ecológico en FM De la Calle);  y otros.
Edité  los libros de poesía: Fin de tiempo, Nieblas y El Templo Vacío.


2 comentarios:

  1. Conmueve tu poesía Sergio. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena poesía, muy buena síntesis. Un abrazo maestro Sanmartino!!

    ResponderEliminar