EL VIAJE SIEMPRE RECOMIENZA..


El viaje siempre recomienza, siempre ha de volver a empezar, como la existencia, y cada una de sus anotaciones es un prólogo; si el recorrido del mundo se transfiere a la escritura, éste se prolonga en el traslado de la realidad al papel -tomar apuntes, retocarlos, borrarlos parcialmente, reescribirlos, desplazarlos, variar su disposición. Montaje de las palabras y las imágenes, captadas desde la ventanilla del tren o cruzando una calle y doblando la esquina. Sólo con la muerte... cesa el status viagiatoris del hombre, su condición existencial de viajero. Viajar, pues, tiene que ver con la muerte... pero también es diferir la muerte, aplazar lo máximo posible la llegada, el encuentro con lo esencial, tal como el prefacio difiere la verdadera lectura, el momento del balance definitivo y del juicio. Viajar no para llegar sino por viajar, para llegar lo más tarde posible, para no llegar posiblemente nunca.
Claudio Magris

domingo, 3 de julio de 2016

SILVIA DE STOIA




Soy artista plástica, dibujo, hago collages, me apasiona la fotografía, pero mi vida es la escultura. 
Mi trabajo consta de dos partes, dos caras. Un lado A y un lado B, un tipo de imágenes que están relacionados con el juego, lo lúdico, inocente y divertido. Y otro lenguaje en donde la obra es más mentada y el mensaje más profundo. 

El ritual es preparar la mesa de trabajo en la cocina, donde tengo la mejor luz y veo el jardín. Trabajo por la mañana bien temprano hasta las diez u once momento en que tengo que cortar para salir a mi otro trabajo, la docencia. Trabajo en silencio o con la radio AM encendida, mirando por la puerta ventana al jardín y siempre tomando mate. Retomo el trabajo a la noche y le dedico una, dos o tres horas, depende del cansancio. Por la noche tengo que tener mucho cuidado porque las energías son menos y el error o la imprecisión están a flor de piel. 

Siempre trabajo sola, con la compañía de mi gata que se sienta sobre la mesa y del perro que se sienta debajo de la mesa o al lado mío. 

La serie de Circo y Juegos de Plaza fue naciendo paulatinamente, el primer trabajo de la serie data del año 2007, a partir de allí fue creciendo modelo tras modelo, uno seguido de otro. En Juegos de Plaza busco recrear los juegos típicos que se encuentran en una plaza, hamacas, tobogán, sube y baja y con ello rememorar la niñez, la diversión, la eternidad de ese momento fresco e ingenuo que radica en el juego por el juego mismo. En la serie de Circo busco representar al circo en sus distintos personajes, payasos, malabaristas, acróbatas y trapecistas, aquí el desafío es lograr la gracia del movimiento, la sensación de liviandad, de frescura, y a su vez transmitir ese instante de tensión que quita el aliento y que maravilla al espectador. 

Ambas series están compuestas por esculturas de pequeño formato, el proceso de estos trabajos tiene varias etapas. La primera es realizar en alambre su estructura, el esqueleto de las figuras, luego lo revisto con papel y cinta sobre la cual modelo la primera capa de masilla epoxi. En esta primera capa trabajo el volumen, dejo secar, trabajo la segunda capa para corregir partes anatómicas y la tercera capa es en la que realizo detalles de los trajes. Estos trabajos en ocasiones están montados en estructuras de hierro soldadas, como hamacas, trapecios, tobogán, o sobre estructuras de alambre. Antes de realizar el montaje pinto los muñecos combinando azarosamente los colores. La idea es que sean bien vistosos y coloridos. Luego de pintarlas realizo el montaje sobre la estructura de hierro o alambre y finalmente sobre la madera de base. Como terminación llevan un barniz cristal transparente para realzar todos los colores.


"Libertad", serie Juegos de Plaza, 25 x 20 x 10 cm. 
Modelado masilla epoxi, 2015.

"Acrobatas" 30 x 15 x 10 cm. 
Modelado masilla epoxi, 2015.


 "Cancheras", serie Juegos de Plaza, 25  x 20 x 15 cm. 
Modelado masilla epoxi, 2016


La otra serie de trabajos, El Lado B, son esculturas muy pensadas, que nacen de una idea, un concepto, a veces una palabra o una emoción. Cuando aparecen empiezo a bocetar, y luego pienso con qué materiales las voy a hacer (el material depende la idea a trabajar). Generalmente trabajo con ensamble de materiales, talla, modelado, madera, piedra, hierro soldado. Casi siempre estos trabajos están atravesados por la escritura, a partir de la cual remarco la idea y el concepto trabajado. 

"IRA", 111 X 42 X 11 cm, 
ensamble en piedra, madera y varilla de hierro, 2015.

Actualmente estoy trabajando con estos dos lenguajes al mismo tiempo, son imágenes y conceptos totalmente opuestos pero complementarios, con la serie de Circo, me relajo; ya conozco el procedimiento y la parte anatómica la tengo muy incorporada, entonces no arriesgo mucho, salvo cuando busco un modelo nuevo. Con Lado B, el desafío es tremendo, buscar que la obra no sea tan evidente que invite a una reflexión, que sacuda con su mensaje. Por otro lado siempre ensayar con materiales que no me son tan cotidianos implica un desafío en cuanto a su factura técnica. Aquí tengo que investigar sobre procedimientos, pátinas, acabados y tipos de montajes.

"Educación Pública", 35 x 50 x 15 cm. aprox, 
ensamble y modelado masilla epoxi, 2015


Este tipo de trabajos me demanda mucho tiempo, tengo que dejarlos descansar, verlos al otro día con tranquilidad, intervenir un poco y volver a dejarlos. Consulto con mi pareja y con amigos cuando algo no me cierra. Tengo que tener mucha paciencia porque el desborde de energía y la adrenalina suben muy rápido y allí es donde puedo estropear el trabajo. 

En la escultura, el cuerpo está totalmente comprometido, el cuerpo recorre la obra y la obra recorre el cuerpo. Hay un compromiso físico importante, se usa la fuerza, la precisión, posturas incómodas, imposibles, las manos como pinzas, las pinzas como manos, los movimientos repetidos duelen, acalambran, cansan. Las sensaciones son de una energía muy fuerte, una emoción profunda y una alegría enorme cuando el trabajo llega a buen puerto. Pero cuando las cosas no cierran, la imagen se niega, no sale, o no prospera la idea, deviene un caos emocional a partir del cual necesito dejar todo y esperar a que pase el huracán. Cuando deviene la sensación de caos y frustración, todo se convierte en un torbellino oscuro y destructivo donde nada bueno puede surgir. Por suerte con los años aprendí a alejarme de la obra cuando me invaden estas sensaciones. 


"Herencia", 20 x 40 x 25 cm. Talla en Retak, 2015. 
1er Premio en Salon Raquel Forner SAAP


La lectura forma parte de mi vida desde muy niña. Leo todo lo que tengo al alcance de la mano, he leído tanto, que ya no recuerdo qué he leído. Las lecturas y los autores se me mezclan, se me olvidan. Así que no es problema para mí leer dos veces el mismo libro. Es más, las segundas o terceras lecturas, son más nutritivas, más profundas que la primera. Textos sobre arte leí durante muchos años, leí de todo: historia del arte, estética, análisis de obra, arte contemporáneo, biografías de artistas. Puedo recomendar de mi época de estudiante El arte de la escultura de Herbert Read, Historia Social de la Literatura y del Arte de Arnold Hauser y de ahora, Ante el Dolor de los Demás, de Susan Sontag. 



Silvia De Stoia
Tengo 43 años, soy Profesora Nacional de Escultura, me recibí en la vieja Prilidiano Pueyrredón, actual UNA, en el 2000. 
Mi carrera como docente comenzó en el IUNA en el año 2003, allí fui ayudante de  cátedra ad honorem. Posteriormente di clases de escultura y dibujo con modelo vivo en un taller de escultura de la Asociación Argentina de Artistas Escultores, donde trabajé desde el año 2004 hasta el año 2009; en forma paralela dictaba cursos de escultura en Museos y Centros Culturales.
Pero debido a la inestabilidad económica y a la necesidad de afianzarme en un trabajo que me generara un ingreso fijo todos los meses, me volqué a la docencia en el Nivel Medio.
Así es que desde el año 2009 hasta la fecha, soy docente de Artes Visuales en el Liceo Nro. 1 “José Figueroa Alcorta” del GCBA. Trabajo con adolescentes en el intenso, hermoso y cotidiano desafío de acercarles las Artes Visuales. 
Como artista plástica trabajo desde que me recibí. Fui madurando a fuerza de persistencia, perseverancia, empeño y mucha paciencia. 
Desde el año 2004 hasta la fecha participo en muestras colectivas, 




No hay comentarios:

Publicar un comentario