EL VIAJE SIEMPRE RECOMIENZA..


El viaje siempre recomienza, siempre ha de volver a empezar, como la existencia, y cada una de sus anotaciones es un prólogo; si el recorrido del mundo se transfiere a la escritura, éste se prolonga en el traslado de la realidad al papel -tomar apuntes, retocarlos, borrarlos parcialmente, reescribirlos, desplazarlos, variar su disposición. Montaje de las palabras y las imágenes, captadas desde la ventanilla del tren o cruzando una calle y doblando la esquina. Sólo con la muerte... cesa el status viagiatoris del hombre, su condición existencial de viajero. Viajar, pues, tiene que ver con la muerte... pero también es diferir la muerte, aplazar lo máximo posible la llegada, el encuentro con lo esencial, tal como el prefacio difiere la verdadera lectura, el momento del balance definitivo y del juicio. Viajar no para llegar sino por viajar, para llegar lo más tarde posible, para no llegar posiblemente nunca.
Claudio Magris

miércoles, 14 de septiembre de 2016

ROMINA FRESCHI



El procedimiento cambia. Los años y las rutinas influyen en ese cambiar. La tecnología también, va  influyendo en la percepción y entonces cambia el modo de mirar, y de pensar, y de escribir. Escribo esto texto en cursiva pero mi tablet lo traduce a esta tipografía. Hace años que tipeo y de repente vuelvo a escribir a mano, y en cursiva. Es una retrorevolución.
Pero, veamos,  en ocasiones, son las palabras solas las que escriben: a partir de un sonido, o de una grafía, se desprende un sentido, como un pájaro que se libera de una jaula o una gota que salpica… Pero eso es cuando las palabras ya han aparecido. Antes de eso hay una "ocupación" (y la pongo entre comillas para distinguirla de la preocupación) de una inquietud. Algo que vivo empieza a ser procesado en imágenes, meditaciones, monólogos internos y se hace lugar en la conciencia, me ocupa. Como un embarazo. Cuando puedo reconocerlo en ese nivel  -el de la conciencia-empiezo a diseñar un camino. Hacer notas, leer sobre el tema, releer algunos poemas. . . Todo dependerá de la aparición. Por ejemplo, para escribir "Todas Cuerdas” investigué sobre mitología y física. Pero también tuve que hacerme cargo de mi proceso puerperal, y de una serie de lecturas. Para "Juntas" solo recuperé partes de mi diario y las retrabajé para alivianar el contenido menos "universal". Y reflexionar sobre mi propio metarrelato familiar, algo que empecé a hacer con El-pE-Yo y que recurre. Para "Marea de Aceite..." me propuse escribir de manera automática al despertar y antes de dormir. Durante el día, es decir, en la vigilia plena, me sentaba a combinar las frases registradas en los otros estados cercanos al sueño.
Por otro lado, los diálogos literarios o con otras expresiones artísticas. Muchas veces escribo como respuesta estética. "Estremezcales" es una relectura del modernismo."El-pE-Yo”es ilegible sin NOIGANDRES. "Eco del Parque"' tiene una base  ineludible en la obra de  Juana Inés de la Cruz. No puedo separar  nada que haya escrito de la influencia del cine de Tarkovski, a cuya irradiación me someto periódicamente, como si  fuese a un baño termal. Entonces, como constantes  variables, puedo mencionar: la "aparición" de un tema u ocupación en la conciencia, la conversación con la literatura, el cine y el rock, sin olvidar a la "pandilla" de amigos escritores, el uso de mi diario, incluso a veces la confección de un diario "especial", la investigación de temas específicos, y la conversación con cada palabra al momento de ser dibujada u oída, las veces que fuere necesario. En el medio, la vida, y un pensar, inevitablemente, siempre en eso, que me ocupa, y de lo que me ocupo. Muchas de estas cosas pasan solo en mi mente mucho tiempo, o en notas dispersas. Un día, me "siento” y pasó, o "bajo", "descargo" eso a la compu. Ahí algo se realiza. Es el mejor momento: ocurre una cristalización, se oyen los cristales, como un arpa de viento, no sé, es un gran momento.  Luego, sigo, corrijo. Hasta el abandono. Antes de editar, el proceso se re-presenta. El soporte de edición termina de redondear algunos detalles.

 Algo hay en esta metáfora de la descarga y de la cristalización, hay un placer ahí, un dejar el olor donde quería dejarlo, un mear dentro del tarro, una sensación física de acierto y a la vez una exudación. Algo que se destila físicamente, un humor que se desprende, tinta de calamar. Por otro lado, cuerpo es una preocupación evidente, un tema, referencia obvia (por eso quizás a veces parezca oculta, cual carta robada, pero allí presente, sin falta). Todo lo material lo es. Mi propio cuerpo como "nave" y "marco" para la percepción está allí todo el tiempo. Una de las ediciones de "Variaciones de órbita” (Proyecto Editorial Itinerante, 2012) viene acompañada de un ensayo sobre la escritura que pone en primer plano el cuerpo y la continuidad con otros cuerpos. En una nota en el blog de mi taller desarrollé hace unos años algo de mi relación con el cuerpo del lenguaje. 


Algunas cosas que ahí aparecen siguen funcionando.

Para leer hay mucho. Antonin Artaud me parece básico e ineludible a la hora de pensar el cuerpo. La filosofía, la teoría literaria, la teoría feminista, la economía política. . . piensan el cuerpo todo el tiempo.  Por mi formación leo bastante de todo lo anterior. Pero yendo a trabajos de poetas, reitero: Artaud. Hay un ensayo de Nicole Brossard que me resulta claro. Está en una compilación de ensayos y conferencias de los L=A=N=G=U=A=G=E, llamada La Política de la Forma Poética

Otro de Blanca Lema, que tuve el placer de editar en Plebella,  llamado "Poesía Butoh " piensa las relaciones cuerpo / poesía/ identidad /danza. Seguro van a ocurrírseme 20 textos más pasado mañana pero igual estos son un muestrario muy amplio de cosas que leí y me iluminan aún.



Poemas


Ziggy Stardust

Licolora mis sonrisas con su mueca de gato erizado del Japón en el pleno pastelar de una luna caridosa en sus luces postizas…  El rumor de la máxina - méxica- es a partes la música- el majestuoso desfile de sensaciones foráneas se llama viaje – la máquina para volar se llama avión – mi ventanilla de estrellas silumina con el dulce patalear de miel arañas ciempieces, lujosas de día mantis, maris from mars.      Sigueeel polvo de estrellas


De Estremezcales (Bs. As. Ed. Tsé Tsé, 2000)


Astronauta
Vivo mi vida como si estuviese viajando en una nave espacial. Miro por una pequeña mirilla un paisaje imponente y debo tomar medidas extremas para la conservación de la vida, el solo movimiento, la respiración. El grueso de los mecanismos, dispositivos y rutinas que ejecuto componen la capa protectora que me separa del vacío y orientan la inercia de la inevitable, inabarcable, indetenible relatividad de pensar que, en realidad, nada gira en relación a una estrella.

Habiendo estallado así el sentido, la estrella se multiplica y no queda otra cosa que mantener el rumbo, una sola dirección. La estrella son las estrellas, con todas sus lunas, sus planetas, nebulosas, anillos, platos, rocas, asteroides, cometas. Yo y mi nave navegamos a solas reparando nuestras heridas, el cascarón cada vez más roto, el óxido cada vez más cerca
de la razón.



[…]


Año Luz
Ese estruendo es lo que quema.  ¿Viene de adentro? ¿De dónde viene ese rotor, ese ruido? ¿Quién adentro y quién afuera? ¿Acaso no soy yo quien me fui? El tembladeral me posee, es una réplica y ya no sabe quién contesta.
Esto que habla es el pasado, lo que hice. Una grabación era lo que nos esperaba.
¿Acaso vislumbrar impide ver? ¿Acaso solo he construido lo que vislumbré? ¿Quién mueve este cuerpo, este cuarto, esta casa, este planeta? Habitación tras habitación, el mundo sigue. Haber imaginado el espacio es ser el espacio – y el vacío – y solo resta deambular, caminar nervioso, chocar contra las paredes, y acumularse.



De la serie Variaciones de Órbita, en  Libro Có(s)mico (La Plata, Ed. Club Hem, 2015)

Lazarilla
                                                                       a Julia
                                                           en la premonición y en la memoria
el amor de siempre



Otra vez David Bowie
en sueños
sobre tu almohada
flacucho, viejo, como vos
ordenando los detalles de la muerte, como él
tranquilo, frío, emocionado, como yo

Su fantasma se cierne                        sobre nosotras

Lázaras

mis astronautas preferidos
viajan juntos, Julia
vos, con Laika y David
conmigo siempre

Ground Control
recibe aun tus mensaje, Major Tom
en la magia sensible que logra entrañar
polvo de estrellas
o, lo que es lo mismo, el pelaje común
que se sacude al sol.

Del libro En el soslayo (inédito)


Hilera de Deseosxs               
punto que simula fijo
María Gutiérrez

el gen de cada olido en el mar olible
Nak Ab Ra


Ahora que ya no huyo de mi madre
ni de la de Lezama Lima
ni de la de Perlongher
o de Perlongher misma
ni de la Madre Juana

ahora que soy madre
y huirán de mí
a dónde el hijo quedarme
pararme, frenarme

resulta un punto móvil
uno que se mueve solo, huye
por sí mismo
el deseo, el hijo
motor de la deseosa

que desea
y concreta
y desecha
y fracasa
desinfla con desilusión
vuelve a moverse
sin fuerza, en verdad, movida

por ese punto móvil, deseoso
(que simula fijo)
que simula línea
y me enreda
y me frena (a veces) (a tiempo)

Ya no huyo, no
pero sigo corriendo
en el mismo
enorme lugar

de la cama al living
de la playa a la ciudad
de tu cama a la mía
(donde te cambio)

al final deseo
restar tan solo
deambular
caminar tranquilos, chocar
y acumularnos

Este deseo
de quedar
¡qué gran deseo!


Del libro En el soslayo (inédito)




Romina Freschi


Escribo desde la infancia. Me costó (y me cuesta) mucho encajar en el mercado laboral, pero siempre sostuve la escritura, eso se mantiene hasta en situaciones límites. Estudié Letras un poco porque no sabía qué hacer pero me gustaba leer. Hoy doy clases y talleres en distintos niveles formales y no formales. Empecé a publicar poesía en los años noventa. Me apasiona la poesía. De vez en cuando armo algún proyecto comunitario que me permita interactuar, experimentar o desarrollar inquietudes. La más actual de estas actividades es el proyecto Juana Ramírez (www.juanaramirezeditora.com) en el que me encuentro muy involucrada sobre todo en el costado audiovisual: el ritmo de la imagen agenciado al ritmo de la poesía.

mosquitodragona@gmail.com

1 comentario: