EL VIAJE SIEMPRE RECOMIENZA..


El viaje siempre recomienza, siempre ha de volver a empezar, como la existencia, y cada una de sus anotaciones es un prólogo; si el recorrido del mundo se transfiere a la escritura, éste se prolonga en el traslado de la realidad al papel -tomar apuntes, retocarlos, borrarlos parcialmente, reescribirlos, desplazarlos, variar su disposición. Montaje de las palabras y las imágenes, captadas desde la ventanilla del tren o cruzando una calle y doblando la esquina. Sólo con la muerte... cesa el status viagiatoris del hombre, su condición existencial de viajero. Viajar, pues, tiene que ver con la muerte... pero también es diferir la muerte, aplazar lo máximo posible la llegada, el encuentro con lo esencial, tal como el prefacio difiere la verdadera lectura, el momento del balance definitivo y del juicio. Viajar no para llegar sino por viajar, para llegar lo más tarde posible, para no llegar posiblemente nunca.
Claudio Magris

lunes, 13 de febrero de 2017

JAVIER INFANTE



Mis intenciones a la hora de trabajar siempre son a través de formas reconocibles y en colores, que luego se vuelven una síntesis de esa forma. Diálogo entre volumen y colores iridiscentes que compiten con el sol que alimenta mi espacio de trabajo.

Mis pinturas son la exaltación de la femineidad, endiablada y amorosa, la “mistura” de la técnica me hace mas rebelde frente al academicismo. Trabajando en tridimensión intento quizás, ser mas devoto de las formas, aunque finalmente aparece el desinterés por la prolijidad.

Decido trabajar a la luz del día y con la mejor de las frecuencias para cada ocasión, las luces matutinas no reflejan la calidez de la tarde y la música tampoco. El mate tiene otro sabor, el cansancio te regala pequeños gestos que en mis ojos son apasionadamente saludables.
Siempre cuento con la compañía de los tambores y la negritud exótica de cantos responsoriales, para finalizar y hundirme en la tarde con las voces más bellas de mi Brasil querido.

Enlazadas y Acococho-tecnica mixta s/tela- 150cm x 120cm. 2016

De forma seriada planteo mi obra, siempre con hilos conductores que relacionan un grupo de obras para finalizar en un corpus. La planificación quizás es redundante si ya tengo elegidos los materiales, mis formas, mañas, fórmulas, pero siempre es bueno planificar del modo en que se obtenga más satisfacción. 

Hacerse de un tema o de un imaginario creo que es el camino de todo artista, nada pasa desapercibido a la hora de crear, no somos ajenos a lo que nos sucede día a día, inclusive somos capaces de traer aspectos de vidas pasadas o heredadas. En mi caso, pasadas, aunque mi herencia negra no esté a la vista, mi origen viene del otro lado del atlántico.

Tuve la suerte de experimentar la danza de matriz afro, con la maestra Isa Soares, que junto a la percusión, en la que también incursioné por muchos años, hicieron de mí un artista más completo. La percepción, si trabajamos el cuerpo, es una herramienta que subyace y fermenta posibilidades para una comprensión distinta, el tambor abre canales y la danza los hace fluir.

Entregando flores-Tecnica mixta s/tela 97cm x 74cm-2016

Mis tiempos son especiales para cada obra, una de mis facilidades es la de trabajar en simultáneo varias obras e ir culminándolas en tiempos que dependen mucho de lo que la obra me devuelva. A medida que fui madurando el tiempo se volvió más orgánico.

El primer zarpazo es intuición pura, mayormente sueño despierto gran parte de mi obra, con el tiempo aprendí a ver la tela blanca o la madera y esperar que la forma surja. Si bien experimento con el sol y la rotación del soporte, siempre aparece o se devela algo y mi ojo lo capta de varias maneras. 

Me imagino que ya está entrenado para ver mis formas, pero de vez en cuando algo nuevo surge y al menos intento sacarlo a la luz y ver de qué se trata.

Acococho grupal-Tec. Mixta s/tela -120cm x 80cm-2016

Ya no tengo más miedo de manchar las telas, repinto y tapo ya sin problema. En el proceso creativo la “tecnic”siempre está presente, pero luego eso se deforma y aparece lo más lúdico de mi apreciación, no me detengo en el análisis formal hasta después de plantear la totalidad.

Según la intensidad del clima el cuerpo responde de muchas maneras, inclusive genera apoyos que son molestos para quien lo mira, pero al estar absorto en el centímetro del color tengo la sensación de un escalador al encontrar un hueco para meter sus dedos y seguir escalando. La metáfora ayuda a simplificar muchos de los discursos que se dan a la hora de expresar qué nos sucede en la acción, pero la palabra “acción” es la “plomada”, es el punto efímero que jamás se vuelve a repetir, corporizar un movimiento que vincula con la obra no es casual, porque el gesto que culmina es el latigazo del sistema nervioso.

Una vez un gran maestro contaba sobre una idea que Gauguin utilizaba en su lógica para el color, y decía que el pintor recordaba los colores de los sueños, y que según su punto de vista esa realidad onírica aumentaba la saturación de los colores.

Compartiendo flores-Tecnica mixta s/tela-100cm x 90cm2016

Creo en la herencia y en la tradición oral, a tal punto que lo volví fundamento de mi obra y por eso quiero compartir una cita de Pierre Verger, (http://www.pierreverger.org/es/) fotógrafo que luego de instalarse en la ciudad de Salvador de Bahía, en donde además se encuentra su fundación, encabezó la gran travesía de ser “El mensajero entre dos mundos”(titulo del documental dirigido por la hija de Chico Buarque):

Mae Senhora se mostró interesada cuando le dije que partiría para pasar un año en África, ella bondadosamente se propuso colocarme bajo la protección de los orixas que yo iba a visitar próximamente. Cuatro días más tarde pasaría la noche en el terreiro Opo Afonja donde ella consagró mi cabeza a Xangó, dios del trueno, me entregó el collar de cuentas rojas y blancas, sus colores simbólicos. Yo me había vuelto uno de los hijos espirituales de aquella gran madre de santo y podría hablar en su nombre en África.

Pierre Verger “Fatumbi”Verger;  Mensajero entre dos mundos, Documental.

El punto que intento denotar tiene que ver con la transmisión oral y el fundamento de mi obra en sí. La tradición oral para un pintor, es parte fundamental de su aprendizaje, la postura de un libro es una teoría, la palabra oral de un maestro es la praxis y entre estas dos formas, creo que elegimos entender el aprendizaje a través de la palabra y no de la teorización de la palabra, algo que se les critica muchísimo a los historiadores del arte. La cita que transcribo del documental, es la síntesis de mas de 20 años de viajes y mensajes a través del atlántico de Verger quien se convirtió en vínculo entre el pasado y el presente de la cultura AfroBahiana. En definitiva,  creo que los artistas nos alimentamos de las imágenes, pero la tradición oral a través de los maestros,  es parte fundamental en el aprendizaje y en las filiaciones que logramos construir.

Javier Infante

Mi nombre es Javier Infante,  soy pintor, creo en mi pasión por la escultura y por el desarrollo de ideas. Me licencié en la Universidad Nacional del Arte, cursé un posgrado en la misma institución. 
Realicé varias muestras individuales y colectivas, participé en algunos espacios fuera de la pintura como la música y la danza y el formato audiovisual en documentales para la televisión pública.
Comencé mi proyecto Odisea Creativa en el barrio de Congreso, lo trasladé a Lanús. En la actualidad mi atelier se encuentra en el espacio Arteadentro, espacio que también administro.
Fui docente en la universidad que me formé, ayudante de mi maestro Domingo Florio. Conformé grupos particulares y por último me sumé al equipo de docentes de la UNLA en la carrera de diseño.
Hoy me encuentro con un corpus de obra que me representa.



Firma1



Javier Infante
Lic. en Artes Visuales (UNA)
156 780 8111 - Atelier Virrey Liniers 285 – Caba

No hay comentarios:

Publicar un comentario