EL VIAJE SIEMPRE RECOMIENZA..


El viaje siempre recomienza, siempre ha de volver a empezar, como la existencia, y cada una de sus anotaciones es un prólogo; si el recorrido del mundo se transfiere a la escritura, éste se prolonga en el traslado de la realidad al papel -tomar apuntes, retocarlos, borrarlos parcialmente, reescribirlos, desplazarlos, variar su disposición. Montaje de las palabras y las imágenes, captadas desde la ventanilla del tren o cruzando una calle y doblando la esquina. Sólo con la muerte... cesa el status viagiatoris del hombre, su condición existencial de viajero. Viajar, pues, tiene que ver con la muerte... pero también es diferir la muerte, aplazar lo máximo posible la llegada, el encuentro con lo esencial, tal como el prefacio difiere la verdadera lectura, el momento del balance definitivo y del juicio. Viajar no para llegar sino por viajar, para llegar lo más tarde posible, para no llegar posiblemente nunca.
Claudio Magris

sábado, 1 de abril de 2017

ANAHÍ CÁCERES

El monte encantado 3 Bocas, Islas del Tigre,.
de la muestra  La isla, encanto y símbolo 2016 
Casa de las Culturas, Tigre.

Con tantos años de trabajos en distintos soportes, no podría responder sobre una sola manera de trabajar. Recuerdo que cuando era adolescente me ponía a pintar cuando llovía, esa era la manera de expresar el encanto que tenían para mi las tormentas. Más adelante me despertaba adrenalina al manipular ácidos para las chapas de grabado. Ya adulta y dedicada al arte, era un ritual la danza de los tendederos donde colgabamos las copias en una época en que editábamos carpetas de grabadores cordobeses, pero de esto hace ya mucho tiempo. 

Tengo recuerdos de la sencillez de mis talleres de Córdoba, pero con todo lo necesario y acogedores. De mi ultima casa antes de venir a Buenos Aires, mi taller tenía perfumes de jardín, música, y todo un tiempo para mí. Llegué a Buenos Aires en 1990, y alquilé en San Telmo una casita taller donde también tenia belleza, sol, orden, música. 

Siempre recurrí a pequeños rituales para focalizarme, teniendo a mi alrededor todo lo que me hacia falta para sentir placer, comodidad, y estímulos que actualmente incluyen cada vez más el silencio.

1981-Grito Blanco. Oleo sobre tela. 1.50 x 1,50 m 

En 1995 cuando comencé a trabajar con tecnología digital conocí otras herramientas y modos de trabajo. Pude comprender otros conceptos, y percepciones diferentes como el de sentir la imaterialidad de una manera increíble entre el mouse y lo que veía en la pantalla, una sensación que está relacionada con la sinestesia.  También el espacio virtual, la manipulación del tiempo, la simultaneidad.

1996- Leyes Naturales Tecnica mixta sobre lona. 2 x 2 m

La modalidad para trabajar es primero pensar en las opciones de las ideas que he tomado para desarrollar. Muchas veces después de varios días, lo he resuelto en sueños. En ese momento empieza la tarea de producción, y es a partir de allí, que la idea se transforma en proyecto que puede extenderse en distintas manifestaciones. Hacer transitar un tema en distintos lenguajes, me facilita una relación de ideas permanente.

Hace un año retome el dibujo manual después de 20 años. Es como si me hubiera reservado la acuarela para esta época de la vida, y tuve otra vez la alegría de la sorpresa. Me resulta algo muy parecido a lo que se llama meditación.

1997- Original Perdido. Video arte digital. 7m

Me interesan mucho las teorías, pero soy intuitiva al trabajar. En el inicio de un proceso hay una idea luego viene el diseño de realización de esa idea y la relación teórica que me estimula y siento que me confirma de alguna manera esa primera intuición.

No creo que las imágenes iniciales sean exclusivamente internas por que siempre están referenciadas a todo lo externo que le interesa a cada uno. Creo que en mi caso la investigación forma parte de un sistema en la obra, por ejemplo los datos que aporten a la idea y las teorías que puedo inventar para hacerlas propias. También necesito reconocer yo misma los materiales que sean mas pertinentes para ejecutar el proyecto, el diseño y el plan para lograrlo paso por paso. Todas estas etapas forman parte del trabajo del arte que a mi me interesa, sin distinciones disciplinares. 

Trabajo mucho la temática pero puedo pasar años haciéndola navegar y bifurcarse por todos los soportes que se me ocurran. Algunos requieren mas tiempo que otros, depende de la complejidad. Pero no quiero repetir, o hacer muchas cosas semejantes, aunque haga series relacionadas entre sí. En la época que hacia grabado, nunca hice más de una copia idéntica, el taco perdido para mí es un ejemplo del amor al proceso. Todas las etapas de un desarrollo son originales. 

2005- Siglo XXI, Paisaje. Video instalación 2 x 2 x 2m

Y en el proceso digital se requiere de un sistema en donde lo tecnológico debiera funcionar a la misma velocidad real de la idea y su realización. No hablo de velocidad en el trabajo sino de inmediatez y simultaneidad.

No creo que tenga un procedimiento único de trabajo. Inclusive los textos, la docencia, el trabajo editorial de la web, han sido parte de mi obra. Todo se ha relacionado. 
Lo poético estuvo siempre en las ideas, el concepto. Lo lúdico en la búsqueda de materiales y experimentaciones, y lo técnico en la producción y en todas las etapas intermedias.

Toda la vida preste atención a lo que sentía mi cuerpo en y por el arte. 
Creo que si mis sentidos no se movilizaran yo no haría nada creativo. Los sentidos para recibir, interactuar. Pero también las emociones para concretar algo. 
Euforia, ingravidez, relax, muchas sensaciones físicas se relacionan con el trabajo, pero también con lo que la mente descubre en ese trabajar. Inclusive en el no pensar, solo percibir.
Sobre estos temas hay muchos filósofos, sociólogos, teóricos contemporáneos que me interesan muchísimo y aparte de los trabajos teóricos generales de mi cátedra, los utilizo en forma personalizada para dárselos a los tesistas o alumnos que están ya en la etapa de la especialidad.


Anahí Cáceres


Hace 43 años que me dedico al arte. Hice todas las disciplinas y prefiero no encasillarme en ninguna. Unos 30 premios nacionales y otro en Iluminación y Puesta experimental de Teatro en El Cairo 1994. Me gusta pensar que alrededor de 450 muestras en el país y el extranjero, las actividades de arte comunitario en mi página arteuna.com, la docencia y la investigación forman parte de toda una sola obra múltiple.








No hay comentarios:

Publicar un comentario